La discreción de la movilidad

La suspensión de la fórmula de movilidad dejó un espacio de 180 días en el que las jubilaciones, pensiones y otras prestaciones sociales ajustarán discrecionalmente según disponga el Gobierno. Esto sembró un contexto de incertidumbre para los jubilados, que esperaban un aumento del 11,56% en marzo, según la fórmula suspendida, que ajustaba por IPC y salarios.

Leer más